Carlos V – 500 años: 1ª parte ¿Por qué él?

Home / Carlos V / Carlos V – 500 años: 1ª parte ¿Por qué él?

En este año 2017 se cumplen 500 años del primer viaje de Carlos V, en el que tras un desafortunado viaje desembarcaría un 19 de septiembre en Villaviciosa, de donde emprendería un viaje por la costa asturiana y cántabra, donde incluso pasaría 14 días en San Vicente de la Barquera a causa de una enfermedad y retomaría el viaje hacia Castilla por el histórico valle del Saja.

Un viaje que le coronaría rey de Castilla y posteriormente de Aragón. A lo que, sumado a los territorios del imperio germánico, del que se encumbraría en 1520 y el comienzo de la colonización de las Américas, empezó a forjar uno de los imperios más grandes de la humanidad.

Pero, … ¿Cómo llegó a regir Carlos V todo este amplísimo territorio? ¿Y por qué él?

Para responder a estas preguntas necesitamos remontarnos a finales del siglo XV y observar en un primer lugar el árbol genealógico, porque de sus padres y sus abuelos va heredar gran parte de Europa Occidental, tras ciertos infortunios (no tantos para Carlos V), ya que él no era el primero, ni el segundo en la línea de sucesión.

 

La Herencia de Carlos V. Fuente: www.educa.madrid.com

Cada una de estas uniones matrimoniales y otros derroteros que narraremos a continuación, van a dar a Carlos todo un imperio que gobernar desde muy joven. Una historia llena de confabulaciones, especialmente por la relación entre su abuelo Fernando el Católico y su padre Felipe el Hermoso, yerno de este.

Nos remontamos hasta 1496 donde una flota real sale del puerto de Laredo, para llevar a Juana a casarse con Felipe el Hermoso, que unirían a estas dos familias. No será el único enlace que las una, sino que habría una doble alianza matrimonial entre estas familias en la que se casarían el heredero de Castilla Juan de Aragón y Margarita de Austria.

Juana de Castilla, que se va con una pequeña corte, deja atrás a toda la familia, amistades y costumbres. A pesar de que al desembarcar no había nadie esperándola a ella ni a su corte, el primer día que se conocen Juana y Felipe surge tal atracción que toman al primer sacerdote que tienen a mano para casarles. Surge de aquí una relación tan intensa, que va a atrapar a Juana en el futuro en unos celos obsesivos enfermizos, de la cual se va a aprovechar Felipe el Hermoso y que van a derivar en el sobrenombre por la cual se la conoce mejor, Juana la Loca.

Los hechos fueron confabulando a favor de Carlos V, antes incluso de que naciera, Don Juan de Aragón, que era el heredero legítimo de Castilla muere en 1497 a consecuencia de la tuberculosis, así como el hijo que llevaba de él Margarita  de Austria, (ella sobrevive) que muere también en el parto.

Pero todavía quedaba Isabel de Aragón, la hija mayor para que Juana y Felipe pasasen a ser los príncipes de Asturias. Isabel que finalmente se había casado con el rey Manuel el Afortunado, moriría en 1498 a causa de un mal parto, su hijo Miguel de la Paz sobreviviría, pero de nuevo los hechos le fueron favorables a Juana y a Felipe, puesto que un año después este hijo moriría en Granada antes de tener dos años.

Y parece que Felipe el Hermoso estaba muy interesado en esta noticia, puesto que en ¡¡tan solo 11 días!! la noticia de la muerte circuló desde Granada hasta Gante, unos 2.000 km, a aproximadamente 180 km diarios de media, lo que para aquella época era una velocidad récord. Y es que, aunque esto fuera una exageración, ya nos muestra lo importante que le era a Felipe conocer la noticia cuanto antes. Este fue un pequeño fragmento de como se anotó la llegada de dicha noticia a Felipe el Hermoso:

“Estando (Felipe el Hermoso) en esta villa por el mes de agosto, le llego correo en once días de Granada, despachado por Juan Vélez de Guevara trinchante de la Archiduquesa, haciéndole saber la muerte del Príncipe don Miguel, que era la sucesión del reino.”

Lorenzo de Padilla (Cronista y religioso de la época)

Finalmente, en 1501, los padres de Carlos V se convierten en Príncipes de Asturias y herederos al reino de Castilla. La relación tan intensa que mantuvieron al principio estos, y que posteriormente intentaría mantener forzosamente Juana para tener cerca a Felipe, dio de sí seis hijos: Leonor, Carlos, Isabel, María, Fernando y Catalina. Carlos, nacido en 1500, al ser el primer varón era el legítimo heredero.

Los padres van a hacer varios viajes a Castilla, para no volver jamás a Gante desde 1506 por lo que los tres primeros hijos van a crecer sin sus padres. Será su tía Margarita de Austria quien los tenga bajo su tutela y junto a la corte noble les dé una educación de clase alta y cristiana.

En 1504 Isabel la Católica, reina de Castilla, muere y Fernando basándose en el testamento de ella, quiere continuar reinando con el apoyo de las Cortes, pero no así de la nobleza, la cual va a tener definitivamente, en esta ocasión, el poder de ascender al trono a Felipe el Hermoso y Juana la Loca, mientras que Fernando tiene que viajar a refugiarse a sus tierras de Aragón.

En 1506 Felipe y Juana salen por última vez de los Países Bajos para reclamar la herencia de la Corona de Castilla. Todo el poder iba a recaer en realidad en Felipe, debido a la incapacidad mental de Juana la Loca, pero su reinado duró, lo que dura un verano y el 25 de septiembre muere súbitamente. La historia nos dice que después de beber un vaso de agua, Felipe enfermó y días después murió. Se ha especulado que se trató de un envenenamiento (tramado por su suegro Fernando de Aragón), aunque este hecho nunca se ha podido constatar por las investigaciones históricas.

La relación entre estos dos personajes históricos tuvo grandes fricciones desde la muerte de Juan de Aragón. Sus desencuentros, junto con la muerte de Felipe tras apenas haberse coronado rey de Castilla, supuso unos beneficios tan grandes a Fernando de Aragón que se propagó el rumor del envenenamiento, aunque también es probable que fuese víctima de la peste.

Tres artículos interesantes sobre el posible envenenamiento de Felipe el Hermoso

Juana ante el féretro que transporta los restos de su esposo desde Miraflores a Granada. Óleo por Francisco Pradilla. 1877. Museo del Prado, Madrid

La muerte de Felipe va a ocasionar una situación caótica en el reino de Castilla, con él muerto, Juana totalmente enajenada tras la muerte de su marido y con Fernando de Aragón que había ido a asegurar el reino de Nápoles.

En octubre de ese mismo año se produce el primer acto oficial de Carlos V en Gante, donde se le adjudica el cargo de Conde de Flandes, donde ya aparece con su adorno preferido, que le acompañará durante toda su vida, el collar de la Orden del Toisón de Oro. Como tan solo tenía 6 años se le adjudica como Regente a su abuelo Maximiliano I, el cual delega en su hija Margarita de Austria este cargo.

Imagen de un collar de la Orden del Toisón de Oro - ABC

En 1507 Fernando retoma el reinado de Castilla y ordena la reclusión de Juana en Tordesillas, hecho que Carlos V mantendría todo su reinado y que la impediría salir de este lugar el resto de su vida. En 1515 Fernando añadiría los territorios de Navarra al reino de Castilla, el mismo año en el que Carlos V toma ya el poder efectivo de los Países Bajos.

Fernando que se había vuelto a casar durante este tiempo con Germana de Foix, con la que, a sus más de 60 años, intentó tener descendencia y tal debió ser el deseo carnal que parece ser que esto fue el detonante de su muerte el 23 de enero de 1516.

Ya no quedaba ningún descendiente en la línea de sucesión que no fuese el propio Carlos, pero surgió otro problema justo antes de la muerte de Fernando de Aragón y es que él prefería a alguien más ligado a las costumbres castellanas como era Fernando I de Austria, el hermano pequeño de Carlos V, que se había criado cerca de su abuelo, por el contrario de Carlos que nunca había salido de Gante, pero la corte de Bruselas y sus propios consejeros le quitaron la idea de la cabeza ante la posibilidad de ocasionar una guerra civil.

Todo estaba dispuesto para que Carlos viajase a Castilla y a Aragón, cuyo viaje apremiaba puesto que cada día que pasase más problemático podría resultar para la estabilidad de estos reinos, pero Carlos V tardaría todavía un año y medio en partir hacia Castilla.

¿Por qué ese retraso? ¿Qué paso en ese viaje para que acabará en un desembarco accidentado e inesperado en la población asturiana de Villaviciosa? Eso lo dejamos para la segunda parte…

Bibliografía
  • Fernández Álvarez, M. (2006). Carlos V, el César y el hombre. Madrid: Espasa Calpe.
  • Vital, L. (1992). Relación del primer viaje a España de Carlos I con su desembarco en Asturias. Oviedo, Asturias, España: Presentación de Ignacio García Noriega del Real Instituto de Estudios Asturianos, GEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *