Nuestro paisaje

Home / Demo / Nuestro paisaje

Todos sabemos que lo mejor de nuestro territorio es el paisaje que tenemos, hablamos llenos de orgullo de la zona donde vivimos y los turistas alucinan con él, pero… ¿Qué sabemos de él?

¿Qué es el paisaje?

“Cualquier parte del territorio, tal y como lo percibe la población, y cuyo carácter resulta de la interacción de factores naturales y humanos”

– Convenio Europeo del Paisaje

¿Cuáles son nuestros paisajes?

Podríamos decir que son varios (costero, de valle, forestal, fluvial,…) y podríamos decir que solamente es uno que engloba todos estos elementos, dependiendo a la escala que lo estuviésemos observando. En él está reflejado las actividades históricas y actuales que ha tenido la/s sociedad/es que han habitado en este territorio. Todo forma parte del paisaje, desde la línea de costa, los pueblos, los prados para la ganadería, los pueblos, las infraestructuras,…

¿Por qué es tan importante conservar nuestro paisaje?

Porque el paisaje es un factor de identidad, recurso patrimonial y singular de nuestro territorio. Interviene en la calidad de vida de las personas que habitamos en él, y es además un reflejo del grado de sostenibilidad de las actividades humanas.

¿Para proteger un paisaje hay que dejarlo como está?

No, los paisajes han de ser dinámicos, aunque los cambios han de ser armoniosos y que sean reflejo de las actividades sostenibles de su población.

¿Cómo se gestiona nuestro paisaje?

A través de nuestras actividades, pero para ser más claros, desde nuestras políticas, y aunque en todos los sitios no es igual, normalmente se sustentan en tres ámbitos: políticas de medio ambiente, de ordenación del territorio y las de patrimonio cultural.

En nuestro territorio de la costa occidental de Cantabria, hay dos herramientas de protección que no se solapan geográficamente, el Plan de Ordenación del Litoral creado en 2004 y el Parque Natural de Oyambre a través del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, que aunque el parque se creó en 1988, no ha tenido aprobado este plan hasta el 2010, (y al que le falta aún en la actualidad el Plan Rector de Uso y Gestión).

Las dos herramientas anteriores de competencia autonómica, aunque sin duda el paisaje también va a ser intervenido por las acciones a escala local, es decir, las que se dirijan desde los ayuntamientos. Estas acciones son las que más repercusiones van a tener en el paisaje, porque son esgrimidas y son reflejo de la población que en él habitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *